Última hora

Real Madrid 4 – 2 Villarreal

El Real Madrid sale ante el Villarreal con Casillas en la puerta, Sergio Ramos, Albiol, Carvalho y Marcelo en la defensa, un doble pivote con Xabi Alonso y Lass, la media punta con Di María, Özil y Cristiano Ronaldo y, en punta, Benzema.

El equipo amarillo empieza el partido con un juego muy rápido y pases a primer toque e internadas por las bandas que complican a la defensa del Madrid, que anda totalmente despistada. Por esto en el minuto 6 se cuelan entre los defensores blancos y marcan ante la salida de Casillas. Es el 0 – 1.

El Madrid se pone el mono de trabajo y empieza a luchar contra los amarillos, que siguen practicando un gran juego. Pero en el minuto 9 Benzema pasa a Özil en profundidad entre la defensa y este desde la línea de gol da el pase de la muerte hacía atrás a CR7, que entra y marca tranquilamente. El es 1 – 1.

A partir de este momento parece que el Madrid empieza a dominar más el partido, pero es una ficción porque el Villarreal sigue muy bien puesto en el campo, frenando a la delantera blanca y volviendo loca a la defensa que no sabe como tapar los huecos de los jugadores amarillos que llegan solos, que posiblemente se producen porque Xabi Alonso está muy retrasado para poder cubrir las alegrías atacantes de Marcelo y de Lass, que no se enteran del juego en el centro del campo, que es claramente amarillo.

Consecuencia de esto se produce un gol en el minuto 17, en otro pase en profundidad que el jugador castellonense bate a Casillas en la salida de este con una vaselina. Es el 1 – 2.

El sudor frío empieza a correr por los graderíos, porque el Madrid está bastante descolocado y el Villarreal sigue exactamente en el papel que ha adoptado desde el principio, muy bien asentado en el campo y con veloces jugadas de ataque.

El partido empieza a tomárselo el Madrid por lo heroico y es Marcelo el que en el minuto 43 hace una gran jugada, tras pase de Cristiano Ronaldo, y da el pase de la muerte que desgraciadamente se estrella en un defensa.

El Madrid sigue achuchando y Di María que no se le había visto mucho empieza a aparecer por la derecha y por la izquierda, en una internada por esta banda, ya en el minuto 44, es zancadilleado en el lateral del área. La falta la saca Xabi Alonso y rematada de cabeza por CR7, consiguiendo en el minuto 45 el gol que supone el 2 – 2.

Mourinho en el descanso demuestra lo que es ser un gran entrenador y, todos los fallos que hemos comentado, los corrige poniendo a Sergio Ramos de central izquierdo para tapar los agujeros que había en el centro de la defensa y echar una mano a Marcelo, con lo cual Khedira, que sustituyó a Lass en el vestuario, baja a tapar la zona derecha de la defensa.

Esta operación permite una cosa muy importante para el Real Madrid, que Xabi Alonso se adelante a su verdadera posición, se controle el centro del campo, y se creen constantes ocasiones de peligro.

Desde el comienzo del segundo tiempo el Madrid se hace con el control absoluto del partido y el Villarreal bastante hace con defenderse, así en el minuto 10 Di María tiene una buena ocasión, pero el tiro sale alto. En el 12 Di María deja solo con un pase a Benzema delante del portero pero el francés estrella la pelota contra Diego López.

En el minuto 20 Di María se introduce en el área y regatea a tres defensas, cuando se va a quedar solo delante del portero resbala y cae. En el 22 Özil hace una gran jugada y pasa a Benzema, pero este vuelve a estrellarla en el portero. El dominio del Madrid sigue siendo aplastante pero no llega el gol.

En el minuto 24 Mourinho que no quiere perder absolutamente nada y dado que el partido está controlado, cambia a Albiol por Kaká para dar mayor profundidad a la delantera y el Madrid sigue atacando.

En el minuto 32 en una escapada de Di María este es agredido por Bruno yendo los dos al suelo, el árbitro pita la falta y saca tarjeta amarilla a los dos, al argentino debe ser por recibir. El árbitro ha cambiado una roja por dos amarillas repartidas.

El Madrid sigue atacando y en el minuto 33 un pase en profundidad a Kaká termina con un magnífico centro de este que el portero, ante la presencia de CR7, no puede blocar, el rebote va a Özil que tira y le da en el trasero a un defensa, CR7 que había caído al suelo en la primera jugada, se levanta entre cuatro defensas y llega al borde del área pequeña a recoger el rebote, para soltar entre la nube amarilla un tiro que entra pegado al poste izquierdo de Diego López que, pese a su estirada, no puede hacer nada. Es el deseado 3 – 2.

Mourinho con el partido en ventaja, decide cambiar a Benzema por Gago para fortalecer el centro del campo.

El Villarreal ya no es capaz de resucitar porque el Madrid sigue ejerciendo mucha presión y los amarillos están agotados así, en el minuto 36, se produce un pase en profundidad de Marcelo a CR7 por la banda izquierda que este corre y, al llegar al área y ver a Kaká que viene lanzado, le da un magnífico pase para que el brasileño, entre dos defensas, meta la punta de la bota y desvíe el balón lejos de Diego López es el apoteósico 4 – 2 que hace que el Bernabeu cante el ” así, así, así gana el Madrid” entre la alegría general.

Se ha visto un muy buen partido con un Villarreal pletórico en la primera parte y un Real Madrid machacador en la segunda.

Hay que hacer mención, otra vez por desgracia, a la labor arbitral, ni siquiera sabemos como se llama, pero ha cumplido como sus compañeros; cuando los blancos se han hecho con el partido ha intentado cortarlo como fuera, sacándoles tarjetas amarillas por nimiedades y perdonando las durísimas entradas amarillas sin pitar ni siquiera falta. Por contra los jugadores del Villarreal se tiraban al suelo rápidamente para conseguir otra oportunidad con las faltas que sistematicamente concedía el árbitro. El colmo ha sido que Garrido, el entrenador del Villarreal, se ha pasado todo el partido dentro del campo dirigiéndolo, incluso señalando las faltas y no le ha dicho absolutamente nada y ya cuando el partido estaba practicamente sentenciado, por protestar el tercer gol del Madrid, le ha sacado la roja. Efecto maquillador.

Para acabar la crónica dar la enhorabuena a los medios de comunicación antimadridistas, ya han conseguido que en el partido contra el Levante, y dentro del vestuario madridista, le cogieran de las solapas, hoy jugando en su campo le han tirado un botellazo desde el banquillo del Villarreal y todo esto seguro que le echaran la culpa a él. Ya veremos a donde llega esta campaña contra el entrenador, en vez de fijarse y aprender la lección de táctica que ha dado hoy. El otro perseguido, CR7, hoy ha vuelto también a dar otra lección de como se gana un partido, sin hablar y sin dar patadas, vaya tres golazos que ha metido el pichichi de la liga.

Comentar