Última hora

El Waterloo futbolístico

En toda Europa, a comienzos del siglo XIX, se creía que los ejércitos de Napoleón eran invencibles. Y en gran parte era verdad; por preparación militar, armamento y tamaño de sus ejércitos nadie les podía hacer frente en el campo de batalla, como mucho se les podía combatir en pequeñas escaramuzas, en bosques o montañas. Hasta que llegó la batalla de Bailén, y se produjo la primera derrota de Napoleón.

Las tropas de Napoleón fueron derrotadas en la batalla de Bailén porque: 1. Menospreciaron al enemigo en un comienzo. 2. Realizaron acciones de anticipación erróneas -como el envío de tropas al paso del puerto de Despeñaperros, para impedir el avance de las tropas del general español Castaños-. Y 3. Las tropas españolas contaban con el apoyo de la población, que le suministró comida y agua durante la contienda. Las tropas españolas, con valentía y fe, ganaron la batalla, que no la guerra, aquel día.

Extrapolando este hecho histórico a la realidad futbolística de la presente temporada podemos ver que ya se ha vivido el Bailén futbolístico; el Hércules venció en el Camp Nou al F.C. Barcelona, equipo que se creía invencible en su campo por la preparación futbolística de sus jugadores, sus cualidades y su profundidad de banquillo. Aquel día Guardiola menospreció al rival alineando a jugadores que se vieron desbordados, intentó reaccionar realizando cambios e intentando anticiparse al Hércules, pero también se equivocó en sus decisiones, produciéndose la primera derrota oficial en casa del, hasta ese momento, equipo invencible de Guardiola.

La batalla de Bailén fue un hito psicológico en Europa. “¡Se les puede ganar!”, se empezó a escuchar por toda Europa, y Napoleón empezó a ver como su hegemonía empezaba a peligrar. Poco a poco empezó a perder fuerza el imperio de Napoleón, hasta que llegó la batalla de Waterloo, donde tropas británicas, holandesas y alemanas se enfrentaron a Napoleón, que aún contaba con más hombres y armas que su enemigo. El resultado es por todos conocido, el ejército de la coalición masacró al ejército de Napoleón, poniendo fin a su imperio y llevando a este al exilio.

Extrapolando una vez más podemos ver que este F.C. Barcelona – Real Madrid C.F. tiene exactamente la misma connotación; Ya no hay factor sorpresa, ni menosprecios, ni posibilidad de achacar la derrota a “un accidente casual”. El resultado del partido marcará un antes y un después en quien merece ser considerado como el mejor equipo, porque los dos se enfrentan con todo. A priori aún parece superior el equipo de Guardiola, por los éxitos obtenidos en el pasado, aunque la preparación del partido demuestra que les preocupa el Real Madrid, que tan buenos resultados ha logrado.

No será un partido fácil para ninguno de los dos, pero el vencedor asestará un golpe del que ya no podrá recuperarse el que caiga vencido. La incertidumbre hace que en uno y otro bando se hable de estar en juego sólo 3 puntos, sin embargo el mundo entero está a la espera de saber quien será el vencedor de la batalla definitiva. Es hora de Waterloo, es hora de terminar con el sueño de Guardiola, es hora de devolver la gloria al Real Madrid.

Comentar