Última hora

¿Quién manda?

Han pasado muy pocos días desde que Valdano expresó, en voz alta, su disgusto con Pellegrini, porque no puso a este o aquel jugador, más bien la falta de utilización de los jugadores de la cantera por falta de conocimiento de los mismos y Pellegrini, aunque de momento calló, le contestó más tarde.

Le contestó diciendo que el no era responsable de la cantera, ni era su trabajo pero que cuando subían a algún jugador al primer equipo él no iba a preguntar en que puesto debía jugar, dando a entender que de su cometido lo sabía todo y en cierta forma, que no apreciaba tanta ingerencia en su trabajo.

Pues bien, ahora, con el comentario de Maradona que al preguntarle por la suplencia de Gago en el Real Madrid acusó directamente a Jorge Valdano de la situación del centrocampista, diciendo “limpió a Heinze, quiere limpiar a Gago y a Higuaín si pudiera lo limpiaría también, pero está haciendo más goles que todos” y añadió “es asqueroso que un argentino haga esto” vuelve a quedar en entredicho quién deciden en el vestuario los jugadores que deben saltar al campo a competir.

Pellegrini es un entrenador con la suficiente personalidad por lo que no nos creemos que su jefe le marque los jugadores a convocar y no cabe duda que cuando lo hace valora la condición del jugador y las necesidades del equipo para cada partido, y ese es su trabajo en el que no debe inmiscuirse nadie, para tranquilidad del vestuario.

Por eso, si ahí es capaz de mantenerse en su puesto no va a conseguir Maradona, con sus comentarios, que Pellegrini actúe a su mandado, para sus intereses y no los del Real Madrid que es su club y el nuestro.

Independientemente de todo esto, Valdano debe también aprender a no decir tonterías para no dar la ocasión a que le estén replicando constantemente sus enemigos. El director general del Madrid no es una persona cualquiera sino un cargo institucional del club que debe tener mucho cuidado con lo que dice.

Comentar