Última hora

Real Madrid 3 – 2 Deportivo de la Coruña

En un estadio agradecido con Florentino -abundaban las pruebas de cariño, como una pancarta con las fotografías de los fichajes realizados y un “Gracias Florentino por cumplir con tu palabra”- se han conseguido los tres primeros puntos de la liga 2009-2010. El Deportivo de la Coruña plantó cara en todo momento al Madrid y con empate en el marcador se llegó a oir a su afición pletórica con su cántico de “DE-POR-TI-VO”.

El Real Madrid ha jugado un fútbol bastante parecido al que hemos visto durante la pretemporada, con ataques por la banda y con el dominio del balón. Cristiano Ronaldo ha tenido unas galopadas que han arrancado las primeras ovaciones de su nueva afición. Meritorio por cierto el driblaje a dos jugadores del Deportivo, y las bicicletas que bloqueaban a los defensores deportivistas.

Con diferencia el jugador mas desequilibrante ha sido Raúl, que consiguió el primer tanto y le hicieron el penalty que Cristiano Ronaldo convirtió en el segundo. Ovación con todo el estadio de pie cuando Raúl fue sustituido en el segundo tiempo.

Los dos goles del Deportivo llegaron en jugadas en las que la defensa se relajó. En el primer tanto, jugada ensayada que realizan a la perfección y pillan a la defensa sin realizar los marcajes correctamente; remate de cabeza a quemarropa que Iker Casillas no puede hacer nada. El segundo gol del Deportivo llegó cuando todavía la gente volvía de los bares, aprovechando el descanso para refrescarse, increible el calor que ha hecho. En definitiva, nos marcaron en momentos de relajación que tienen que evitarse en partidos futuros.

El tercer gol del Madrid lo convirtió Lass, enorme su trabajo de contención en el centro del campo y con la guinda del gol logrado con un tiro seco pegado al palo, en el que nada pudo hacer el portero deportivista.

Granero, Guti y Higuaín salieron en la segunda parte y el equipo bajó un poco el nivel de juego. Higuaín no tuvo su noche precisamente.

Al final del partido sonrisas y un mensaje que no se paraba de oir; “este año nos vamos a divertir”.

Comentar